Viernes 14 de Mayo de 2021

30 de julio de 2018

El crimen del penitenciario: hallaron el mazo y dieron por esclarecido el hecho

La esposa y una amiga están detenidas. Ayer se allanó la casa de la víctima y la zona donde hallaron el cuerpo. Secuestraron un martillo.

El homicidio de Gabriel Tichellio (32), cabo 1º del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), está resuelto, dejaron trascender fuentes policiales y judiciales. El crimen tiene aristas pasionales. Están detenidas su esposa y una amiga. Ayer allanaron la vivienda de la víctima y el sector donde dejaron el vehículo con el cuerpo. Incautaron el mazo (martillo utilizado en la construcción), guantes y ropas con manchas de sangre. En la evaluación preliminar, que deberá ser respaldada por el análisis de los peritos, el suboficial habría sido asesinado en su casa. Luego, lo colocaron en un vehículo y lo llevaron a un lugar distante, donde  lo abandonaron en el rodado. Distintos medios divulgaron que la esposa de Tichellio mantenía una relación sentimental con un amiga, que habría generado el fuerte reproche del hombre. También revelaron que la mujer admitió el crimen y habría dado detalles de cómo ocurrió.
El sumario, por jurisdicción, está a cargo de la comisaría 14ª e interviene el Juzgado de Instrucción en feria de Leandro Maciel y la fiscal de Instrucción, también en feria Graciela Fernández Contarde.

La investigación

Gabriel Tichellio (32) era casado y dejó tres hijos, que tienen 9, 7 y 5 años. Se desempeñaba como albañil en la Unidad de Trabajo del Servicio Penitenciario Provincial (SPP). 
En la mañana del jueves 26, estuvo en la Jefatura del SPP, en sala de monitoreo de funciones electrónicas. Se retiró en su horario habitual de las 13.30. El dato lo confirmó el jefe de la repartición, Osvaldo de los Santos García. 
Pero a la tarde no regresó a sus funciones. La preocupación comenzó a crecer cuando su familiares advirtieron la demora de regreso a su casa y su teléfono celular no respondía. 
Una hermana se comunicó en dos oportunidades con la Jefatura del SPP buscando novedades sobre su paradero.
Cerca de las 23 de ese jueves, alertaron a la policía de que en una camioneta Renault Kangoo había un hombre sin vida. Una patrulla de la comisaría 14ª concurrió a la avenida Maipú a la altura del kilómetro 8 y a unos 300 metros de las vías del ferrocarril y constató el hecho. En la inspección ocular, los agentes advirtieron que la víctima tenía lesiones en la cabeza. Se preservó el lugar y llamaron a peritos y al médico policial a la vez que se hizo la comunicación  al Juzgado y la Fiscalía de Instrucción en feria. Con el correr de los minutos se determinó que la víctima era un agente penitenciario. Se lo identificó como Gabriel Tichellio y se trasladó al lugar el jefe del SPP, quien confirmó que se trataba de un efectivo de su repartición. El vehículo donde lo hallaron pertenece a su padre, quien se encuentra en Buenos Aires por razones de salud. Se sumaron a la investigación la Dirección de Investigación Criminal (División Homicidios), la Dirección de Delitos Complejos, Dirección de Investigaciones Científica y Pericias, la División Antiarrebatos y otras áreas de la Policía de Corrientes. Se inició un trabajo conjunto y coordinado dispuesto desde la Jefatura de Policía y el Ministerio de Seguridad.
Se intensificó la investigación con intervención de la Fiscalía de Instrucción en feria a cargo de  Fernández Contarde y el juez de Instrucción en feria Leandro Maciel, agregándose profesionales de la Unidad Fiscal  de Investigaciones. 
La tarea empezó a dar resultados. La esposa de Tichellio se quebró y habría confesado el crimen involucrando a otra mujer, oriunda de Empedrado, con la  que habría iniciado una relación sentimental. 
Las dos quedaron detenidas e incomunicadas. Ayer, en horas de la mañana se allanó la casa donde el suboficial vivía con su mujer. Se hizo una requisa pormenorizada. En el procedimiento incautaron ropas con manchas de sangre, entre otros elementos que serán analizados por los peritos.
Hoy, al reanudarse la actividad judicial luego de la feria, las actuaciones deberán pasar al juez natural de la  causa. Probablemente hoy o mañana la comisaría 14ª remita al magistrado el sumario para abrir formalmente la investigación judicial.  
Las mujeres serán trasladadas al Juzgado, donde se las identificarán, tomarán las huellas digitales y otros datos personales como el domicilio.

COMPARTIR: