Viernes 5 de Marzo de 2021

Hoy es Viernes 5 de Marzo de 2021 y son las 13:48 ULTIMOS TITULOS:

  • 32.2º
  • Mayormente nublado

PROVINCIALES

27 de septiembre de 2018

Un correntino ligado a dirigentes del PJ correntino, en una banda paramilitar

El joven oriundo de Monte Caseros ocupó cargos en la Municipalidad de Moreno y en las estructuras de la juventud kirchnerista. Armas, municiones, uniformes y manuales nazis le fueron secuestrados al grupo.

Un correntino cercano a dirigentes del kirchnerismo nacional y provincial fue detenido como parte integrante de una banda de paramilitares que fue desarticulada en las últimas horas mediante allanamientos en Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Rosario y Santa Fe, realizados tras una denuncia de la División de Inteligencia Antiterrorista (DIA) del Ejército Argentino.
Se trata del montecasereño Brian Galván, quien ocupó el cargo de secretario de Seguridad en la Municipalidad de Moreno, cargo al que llegó de la mano del exintendente de Monte Caseros Juan Zandoná y de uno de los líderes de La Cámpora José Ottavis. Galván llegó a ser designado secretario organizador de la juventud peronista Néstor Kirchner en Buenos Aires.
Galván, allegado en Corrientes no sólo a Zandoná sino también al exintendente de Mercedes Víctor Cemborain y otros dirigentes del PJ correntino, es uno de los 15 detenidos por integrar la banda paramilitar “Compañía de Reserva Teniente General Mohamed Seineldín”, en homenaje al exmilitar condenado por participar del alzamiento carapintada en 1988. A nivel nacional era allegado no sólo a Ottavis sino además a el ministro Aníbal Fernández y a Andrés Cuervo Larroque.
La causa que terminó en la desarticulación del grupo paramilitar se inició luego de una denuncia que realizó el propio Ejército Argentino tras una investigación llevada adelante por la División de Inteligencia Antiterrorista (DIA). El grupo mantenía una estructura similar al de una reserva del Ejército, con roles y jerarquías que imitan a las militares.
En los allanamientos realizados por orden del juez Sergio Pinto y a cargo de 500 efectivos de la Gendarmería, la Policía Federal y la Policía de Córdoba, se secuestraron un arsenal de armas de fuego, uniformes militares, credenciales apócrifas e insignias, cascos, chalecos, armas de fabricación casera, máscaras de gas, una gran cantidad de municiones y hasta manuales sobre el nazismo.
Según las informaciones, el grupo “realizaba ejercicios de instrucción militar y utilizaba armas de fuego sin autorización”. Los investigadores intentan establecer ahora si tenían vinculación con alguna fuerza política.
“Esta operación es el resultado del trabajo conjunto y el esfuerzo que realizamos diariamente en investigación criminal. Esto nos permitió desbaratar esta organización armada y paramilitar, sus miembros están acusados de estafa, asociación ilícita y adulteración de documentos públicos”, sostuvo la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas