Jueves 5 de Agosto de 2021

ECONOMIA

20 de noviembre de 2018

Las Provincias definen sobre el bono de fin de año: al menos 13 ya decidieron no abonarlo

En Corrientes, el gobernador Valdés fundamentó la decisión en el hecho que, desde 2013, los empleados públicos provinciales perciben un plus mensual, actualmente de $ 5.000.

Tras el anuncio del Gobierno nacional de que alrededor de 200.000 empleados de la administración pública cobrarán un plus de hasta $ 6.000 en línea con el de $ 5.000 que pagará el sector privado, algunas provincias han confirmado que lo pagarán, hay otras que están indecisas y el resto que definitivamente que no lo pagará.
El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, al ser consultado sobre el particular días atrás, dijo “nosotros lo pagamos todos los meses” en alusión plus de $ 4.500 que abona la Provincia desde 2013. 
Entre las van que a pagar figuran Santiago del Estero, con un extra de $ 10.000; San Luis, con $ 9.000, Tierra del Fuego, $ 6.000, y La Pampa $ 5.000. La Rioja, Misiones y Formosa, en tanto, confirmaron que pagarán un bono de $ 4.000. Río Negro que lo abonará, pero todavía no definió el valor.
Las provincias que ya confirmaron que no lo pagaran son Santa Fe, Mendoza, Tucumán, San Juan, CABA, Salta, Corrientes, Jujuy, Chubut y Catamarca.
Las cuatro primeras no lo harán porque incorporaron cláusulas gatillo en sus paritarias, el ajuste de los salarios está atado a la inflación y cerrarán el año con aumentos cercanos al 40% anual.
Respecto del bono extraordinario de fin de año, Valdés aclaró: “Corrientes ya está pagando el bono todos los meses”, en directa referencia al plus que se les paga a los estatales correntinos desde 2013 y que luego pasó a ser remunerativo. Actualmente es de $ 4.500, más el plus extraordinario de $ 500, que se abonará hasta diciembre.
Las provincias que todavía no han tomado una decisión son Buenos Aires, Córdoba, Santa Cruz y Neuquén. La primera por ahora está indecisa porque, según informaron a Infobae fuentes cercanas a María Eugenia Vidal, ya se acordó el mes pasado con UPCN y Fegeppba un aumento salarial extra del 11%, que se sumó al 19% acordado en la primera parte del año. Además, se les ofreció reabrir la paritaria en diciembre para discutir el desfasaje con la inflación. Así, el pago del bono quedará atado a esta negociación.
Desde La Plata dicen que tienen que analizar sus números y aunque reconocen que es una buena medida no saben si están en condiciones de pagarlo. Recién en diciembre tendrán un panorama más claro, aseguran.
Tampoco pagará el bono el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que acordó en septiembre con el Sutecba una actualización de la paritaria de 13 puntos en tres cuotas (la última a pagar en diciembre), que la llevó a un 25% en el año.
 
Medida adecuada

“La mayoría de las provincias ha aplicado una política salarial restrictiva en 2018, con el objeto de mejorar sus cuentas fiscales, en un año en que se aceleró la inflación y con ello los recursos, cuando se los mide en valores nominales. En este contexto, puede ser adecuada la aprobación de un bono de fin de año, especialmente en provincias que no aplican cláusula gatillo por inflación y que con esta medida eviten renegociar salarios este año, pasando esa instancia para 2019”, detalló un informe reciente publicado por la Fundación Mediterránea.
Al tercer trimestre de 2018, detalló el informe, el gasto salarial caía entre 10-15%, en términos reales, en provincias como Misiones Santa Cruz y Chaco. La baja era de entre 5-10% en Río Negro, Chubut, Santa Fe, Mendoza y Tierra del Fuego. Por el contrario, solo mostraban un mayor gasto en personal, a valor constante, Formosa, La Rioja, Neuquén y San Juan, aunque en ningún caso se trataba de un guarismo superior al 1%.
De las 13 provincias que ya afirmaron que no van a pagar el bono de fin de año, hay cuatro que tienen cláusulas gatillo pendientes. De hecho, Mendoza, San Juan, Santa Fe y Tucumán poseen una instancia de cláusula gatillo que será instrumentada para corregir la pérdida del poder adquisitivo de los salarios en cada una de estas jurisdicciones.
Hacia el cierre del año se definirá la situación de los trabajadores públicos de la CABA, la Provincia de Buenos Aires y Córdoba. Claramente se trata de tres jurisdicciones clave. Y es que la CABA cuenta con 196.000 funcionarios públicos que serían alcanzados por un potencial otorgamiento del bono. 
En Córdoba, por su parte, hay aproximadamente 137.000 asalariados que se verían beneficiados. Mientras que en la Provincia de Buenos Aires el alcance es de una masividad incluso superior ya que hay 575.000 empleados públicos que lo cobrarían.

COMPARTIR: