Martes 19 de Octubre de 2021

PROVINCIALES

1 de mayo de 2020

El río Paraná tendría grandes naufragios pero la visibilidad complica los hallazgos

En el lecho del río podría haber numerosas embarcaciones que son valiosos testimonios históricos. Sin embargo las condiciones del agua y los cambios de los canales hacen que sea muy difícil acceder a ellos.

Durante siglos el río Paraná fue la principal vía de transporte que tuvo toda la región, incluso sus aguas fueron testigo de batallas navales que fueron trascendentes para la historia del continente. Es por ello que en su lecho podrían existir numerosos naufragios que serían importantes testimonios históricos.

Sin embargo por las características del propio río es muy difícil poder dar con las embarcaciones hundidas. Además los constantes cambios en los canales de navegación tampoco ayudan.

En diálogo con ellitoral.com.ar, el buzo deportivo Marcelo Arrúa explicó de los inconvenientes a la hora de buscar naufragios en el río Paraná. Sin embargo destacó que en esas aguas hay mucha mística.

Arrúa comentó que hay muchas historias sobre barcos que se hundieron en el Paraná sin embargo "el folklore es muy superficial". "Demanda mucho tiempo poder encontrar algo, el río va cambiando y los canales van mutando y es difícil", agregó.

El tema de la visibilidad del agua tampoco colabora con las búsquedas. "El Paraná tiene una visibilidad impresionante en la zona de Ituzaingó, pero desde Itá Ibaté comienza a cambiar".

Pero cuando el río tiene bajantes las condiciones mejoran y se pueden apreciar nuevos escenarios. Es por ello que en las costas de Itá Ibaté se puede apreciar a simple vista el  Parténope, de 1867.

Arrúa comentó que años atrás decidió bucear la zona del Riachuelo ya que existen testimonios sobre mástiles y partes de buques de combates que podrían estar en el lecho. La historia es verosímil ya que en la zona se libró la batalla naval más importante de la historia de Sudamérica en 1865 entre las armadas de Paraguay y el Imperio de Brasil en el marco de la guerra de la Triple Alianza.

Sin embargo el buzo detalló que no fue una experiencia fructífera porque "no estaban dadas las condiciones de visibilidad". La falta de datos precisos fue otro obstáculo: "muchas veces la gente te dice es por allá pero las áreas abarcadas son muy grandes", dijo.

Según comentó el buzo, en las cartas de navegación del Paraná aparecen boyados los naufragios que pueden comprometer los viajes de los barcos y lanchas, por lo que hay algunos que están señalizados. "Pero los barcos hundidos que no complican el tránsito fluvial no son muy conocidos", precisó.

Pero bucear en el Paraná no es sólo de naufragios sino que hay otros escenarios por conocer. "Muchas veces uno se pregunta qué habrá en el lecho del río por lo que bucear en el Paraná tiene su mística", aseguró. 

Lo que se puede ver una persona sumergiéndose en las aguas del río "es increíble, supera lo que uno se imagina", graficó. "El Paraná tiene mucha vida, por lo visto los pescadores no son muy hábiles", bromeó.

COMPARTIR: