Lunes 27 de Junio de 2022

Hoy es Lunes 27 de Junio de 2022 y son las 23:15 - Corrientes registra 346 casos nuevos de Coronavirus: 88 en Capital y 258 en el Interior Durante labores de contralor, demoraron a dos personas que circulaban a bordo de una motocicleta adulterada En Mercedes, Salud Pública realiza acciones intensivas para cerrar el brote de Covid-19 El ministro López Desimoni desplegó una amplia agenda de trabajo en el interior Se realizó doble operativo de ablación multiorgánica en Corrientes La campaña de vacunación “casa por casa” ya alcanzó a más de 1.060 mayores de 65 años de la Capital Llegaron vacunas de Astrazeneca, Sputnik V y Sinopharm

7 de agosto de 2020

Detuvieron a un curandero tras una denuncia de abuso sexual

Una mujer recurrió a la Justicia y acusó a esta persona de haberla abusado sexualmente en una presunta sesión ante “un maleficio”. La Policía ya apresó al acusado e investigan si existen más hechos similares.

En un aberrante hecho ocurrido en Alvear, una persona que practicaba el curanderismo fue detenida por la Policía, tras la denuncia de una mujer por abuso sexual.

Según confirmaron fuentes policiales, personal de la comisaría local arrestó al sujeto por la acusación de “supuesto abuso sexual con acceso carnal” y “estafa en perjuicio” de una mujer mayor de edad, oriunda de Alvear.

Según los datos obtenidos, el hecho habría ocurrido en 2019 en un domicilio ubicado en la esquina de las calles Rivadavia y Marcelino Acuña.

En ese lugar, el presunto curandero, de apellido Machuca, quien se hacía llamar “licenciado”, prestaba sus servicios, en tanto que según se supo también practicaba el curanderismo en otras localidades.

“Siempre venía para estos lados (por Alvear) y más de una vez le prohibieron el ingreso a la ciudad, porque llegaba desde lugares con casos de covid-19”, comentaron fuentes extraoficiales, citadas por FM Radio Dos.

En su denuncia, la mujer explicó que fue hasta el consultorio del curandero, quien le dijo que le habían hecho “un gualicho” y para poder curarla “le hizo tomar tres tragos de agua, además le realizó unos rezos poniendo la mano en la cabeza de ella”, dijo la fuente, que prefirió no dar su nombre. Luego le pidió que “vaya al baño a expulsar (orinar)”, agregó.

Posteriormente “cuando volvió del baño le dijo (el curandero) que no había salido el maleficio, que era ‘muy bravo’ y que había entrado por otro lado”. Entonces la víctima le preguntó “¿por dónde?” y la respuesta del hombre fue “por la vagina”, señaló el testigo.

Ante esto la mujer habría accedido a un pedido de bajarse el pantalón y el acusado “le puso varios dedos en su vagina tras ponerse un guante” para después “colocarle un algodón” tras lo cual le dijo “que ya estaba”.

En la denuncia la mujer contó además que el curandero le cobró $1.000.

Luego de todo lo ocurrido, la mujer dijo “sentirse peor” y en su momento no había realizado la denuncia “por vergüenza”, pero su decisión cambió cuando escuchó que el hoy acusado ofrecía de nuevo sus servicios en Alvear.

COMPARTIR: