Viernes 24 de Septiembre de 2021

FUTBOL ARGENTINO

30 de diciembre de 2020

DT en el fútbol argentino, un cargo que dura poco

Fueron 16 los técnicos que perdieron sus puestos de trabajo en primera división a lo largo de este año, en el que no hubo descensos, ni hinchas que presionasen en los estadios.


Los entrenadores del fútbol argentino siguen durando poco y nada en sus cargos, aún en este 2020 inédito en el que no hubo actividad durante medio año, se suprimieron los descensos, los puntos no incidieron para la tabla del descenso y el torneo local no solamente se jugó prácticamente "por nada", sino que también sin hinchas que presionaran en los estadios.

A pesar de todo eso, 16 técnicos perdieron sus puestos de trabajo en primera división a lo largo de este año, lo que fundamentalmente deja expuestos a los dirigentes del fútbol argentino, que no tuvieron excusas a la hora de despedir a sus entrenadores por las manifestaciones adversas de manera explícita que pudieran ejercer hinchas y socios ante una mala campaña.

Pero no solamente ese argumento de los cuestionamientos "cara a cara" quedó invalidado para las distintas dirigencias, sino que fueron ellas mismas las que desmembraron planteles "en plan de ahorro", les pidieron a sus directores técnicos que se arreglaran "con los pibes del club", que aguantaran el chubasco de este año atípico por la pandemia de coronavirus que flageló sus economías.

Sin embargo, a las tres derrotas los terminaron echando como antes, o mejor dicho como siempre, porque esa no escrita "ley de emergencia futbolística" pareció correr solamente para los dirigentes, que además redujeron salarios y les pidieron a futbolistas y cuerpos técnicos "poner el hombro" para "salir todos adelante".

Pero al llegar al último día del año todos esos conceptos quedaron desvirtuados y terminaron siendo simples artilugios, como se ve en la mayoría de los casos, porque ese camino de excepcionalidad solamente lo transitaron los futbolistas y, muy especialmente, los entrenadores, mientras que los dirigentes siguieron parados siempre en la misma vereda, sin importarles quienes se quedaban en la calle.

Así de acostumbrado está el fútbol argentino en particular (el internacional tampoco es muy distinto, por cierto).

De esos 16 entrenadores, y como "los últimos serán los primeros", el nombre que más resonó por estos días fue el de Sebastián Beccacece, que se alejó de Racing tras quedar eliminado en cuartos de final de la Libertadores a manos de Boca "en solidaridad" con el director deportivo también renunciante, Diego Milito, que fue quien lo acercó al club de Avellaneda.

COMPARTIR:

  • Desarrollado por
  • RadiosNet