Sábado 18 de Septiembre de 2021

COPA LIBERTADORES DE AMERICA

13 de enero de 2021

River, eliminado: el abrazo final de Abel Ferreira con Marcelo Gallardo tras la clasificación de Palmeiras

Apenas Esteban Ostojich, el árbitro de Palmeiras-River, hizo sonar su silbato para dar por terminado el partido, el entrenador del conjunto brasileño, Abel Ferreira, fue a abrazarse con Marcelo Gallardo. Lo felicitó más de una vez, agarrándolo del hombro. El Muñeco, al principio agradeció el saludo. Luego, visiblemente incómodo por el acoso del portugués, no sabía cómo dar por terminada la charla. Al final, le hizo una señal como queriendo explicar que en medio de una pandemia hay que tener distanciamiento social.

Ferreira le hablaba al oído. Lo elogiaba. Lo señalaba con el dedo índice. "Sos el mejor", le dijo. Una, dos, tres veces. El Muñeco le dijo: "Gracias", primero. "Está", después, como intentando dar por terminado el asunto. Hasta que, en un momento, el entrenador argentino, da por zanjado el encuentro con su colega. En lo que se puede interpretar como un deseo o un desafío: "Ganen a la final".

Al entrenador millonario se lo vio conmovido por el resultado y, como explicaría más tarde en la conferencia de prensa, por la entrega de sus jugadores en la cancha.

River - Palmeiras: por qué el VAR anuló el gol de Montiel, la gran polémica de la noche

"Gallardo hizo un trabajo muy grande. Tiene cinco años en este equipo. Constantemente llega a las finales. En los últimos cinco años al menos fue semifinalista y ganó dos Libertadores. Lo hizo con jugadores de mucha experiencia, que vinieron aquí a jugar sin nada que perder", elogió el DT portugués en la conferencia de prensa posterior al partido.

Y agregó: "Como a mí me gusta mucho la psicología (es una de las componentes que adoro), la intensidad del sentimiento de pérdida es el doble de la intensidad de la ganancia. El partido de hoy era muy mental. Si en la primera jugada de Rony, cuando queda solo, que el asistente marca offside, y no estaba...si hace el gol matábamos a nuestro adversario anímicamente. Estos son los hechos".

Ferreira amplió: "Es verdad que después era natural y esperable que nuestro adversario reaccionara. Como dije, no tenía nada que perder. Mi equipo técnico y yo estudiamos a este equipo. Sabíamos de la calidad, la experiencia y el trabajo que ellos iban a hacer aquí". El entrenador portugués elogió a sus futbolistas por el resultado conseguido y aseguró que trata de "vivir el presente" ante la consulta sobre si esta victoria ante River es el máximo logro conseguido en su carrera como entrenador.

COMPARTIR: