Jueves 13 de Mayo de 2021

26 de enero de 2021

Reclaman contra cesantías en la Municipalidad de Libres

Rubén Cantero trabajó varios años en el Municipio de Paso de los Libres como inspector de Tránsito. El año pasado, en medio de la pandemia, no le renovaron el contrato. Tiene un familiar enfermo y “hasta perdió su vivienda”, según indicaron ediles que siguen el caso. El motivo sería una publicación crítica en Facebook. Al menos unos 90 trabajadores se mantienen en vilo sobre la continuidad de sus fuentes de trabajo.

En Paso de los Libres, concejales de Encuentro por Corrientes (ECO) acusan al Ejecutivo municipal de “persecución ideológica” porque hubo personas que quedaron cesantes, aparentemente, por “publicaciones en redes sociales”. Según expresó a República de Corrientes la edil Ana Miño (Encuentro por Corrientes), este panóptico pareciera que se acrecentó el año pasado. “Este trabajador -por el inspector de Tránsito- no se desetiquetó de una publicación donde se cuestionaba a la gestión municipal”, dijo la concejala y este habría sido el motivo de su desvinculación. “Rogó por su trabajo porque es una persona mayor, tiene a su señora enferma y perdió la casa. Es terrible lo que está pasando”, manifestó.

"El trabajador 
perdió su trabajo, 
su casa y tiene un familiar enfermo”

ANA MIÑO
CONCEJALA DE PASO DE LOS LIBRES

Miño, a su vez, informó que otro trabajador, Teo González, fue cesanteado por un hecho similar. También, informó que “hubo maltratos en algunas áreas”, entre ellas en el corralón municipal, según explicó la concejala. En  algunos casos, hasta se radicaron denuncias “por disparos”.

“El 31 de diciembre los concejales acompañamos una manifestación de trabajadores porque se les había comunicado verbalmente que quedarían cesantes. Hasta ahora están trabajando, pero están preocupados. No saben si van a seguir este año”, señaló la edil.

En los últimos meses habrían desvinculado a unos 15 trabajadores, según datos aportados a República de Corrientes por el medio libreño Noticias Digitales. La mayoría cobra un beneficio de 8.000 pesos llamado Formación Laboral. “Están en negro, solo firman una planilla y no se les renueva el plan”, indicaron.

El reclamo es de vieja data, según alertaron. Hace aproximadamente tres años, cuando hubo un recambio político en la gestión, unos “90 empleados fueron a la Justicia” para no ser cesanteados.

COMPARTIR: