Sábado 19 de Junio de 2021

16 de febrero de 2021

Una pasista confeccionó un traje solo para bailar un día en los camiones

Alrededor de 10 comparseras luciendo sus trajes se hicieron presentes en la avenida costanera y 9 de Julio para luego subir al segundo camión. Dahiana Reichenbach es pasista y figura de la agrupación. Este es el cuarto año que entra en la comparsa y especialmente para esta ocasión se confeccionó un traje completamente nuevo.

“Estoy con las emociones bastante encontradas, pensé que este año no iba a haber carnaval y estoy muy feliz de que lo podamos vivir.

Ir a los barrios es una metodología muy buena para las personas que por ahí no tienen la posibilidad de ir hasta el carnaval, que lo vivan también con nosotros así.

Creo que el carnaval barrial  tiene que estar en el oficial y al revés, así que esta unión está buena y espero que se sigan haciendo los próximos años también”. 

“Me pregunté: ¿será que sé sambar todavía? Pero estoy muy feliz, y esperando que los malos momentos pasen rápido para que el próximo año podamos tener nuestras noches de carnaval”. 

Por otra parte, en el lugar se encontraba Liz Urquídez, quien entra en Sambanda prácticamente desde que nació. Sus padres se conocieron entrando en la agrupación. El año pasado participó en un dúo interpretando al grupo Punk y ahora utilizó ese mismo traje. 

“Fue un año bastante distinto y no nos quedó otra que adaptarnos, pero extrañé demasiado entrar. Volver a bailar es lo mejor que me pudo haber pasado”, destacó la comparsera.

COMPARTIR: