Lunes 2 de Agosto de 2021

11 de marzo de 2021

Comienza en Corrientes la primera campaña de vacunación contra la fiebre aftosa de este año

El próximo lunes comienza en Corrientes la primera campaña de vacunación contra la fiebre aftosa de este año, que incluye a todas las categorías del rodeo provincial. Un operativo sanitario que también servirá para contabilizar los posibles efectos de la sequía de 2020.

Como todos los años, durante el otoño, y en coincidencia con la zafra de terneros de los campos ganaderos correntinos, se desarrolla la campaña de vacunación contra la fiebre aftosa y brucelosis. En Corrientes el operativo comienza el próximo lunes 15 de marzo, e involucra a todas las categorías de bovinos y bubalinos. La importancia del plan va más allá de la sanidad, ya que también permitirá conocer los efectos que tuvo la sequía de 2020 en los campos correntinos.

Las campañas de vacunación contra la fiebre aftosa habitualmente permiten conocer la situación del stock bovino, al tratarse de una obligación para el productor, y más aún al incluir a todas las categorías del rodeo. En el caso de la provincia de Corrientes, permitirá comparar la cantidad de cabezas actuales con las que se vacunaron en el otoño de 2020.

La Fundación Correntina para la Sanidad Animal (Fucosa) es el ente sanitario que tiene a cargo la campaña, y tiene una estimación sobre la cual elaboró el plan operativo de la campaña: 4.631.000 cabezas a vacunar. La previsión ya tiene una merma respecto del año pasado, donde se habían vacunado unos 4.900.000 animales. Y otro dato no menor: en 2013 Corrientes tenía un stock de 5,4 millones de animales.

Además, existe como antecedente que en la segunda campaña antiaftosa de 2020, que incluyó sólo a las categorías menores, se vacunaron alrededor de 100 mil terneros menos de los que se habían presupuestado previo a la campaña.

“Pudo haber mortandad por la sequía que castigó a la provincia; o puede ser que muchos de los terneros que no vacunamos no llegaron al corral por el estado corporal de la madre y se vacunarían en la inter-campaña o en la campaña misma”, explicó Ignacio Martínez Álvarez, presidente de la Fucosa. En este aspecto, el dirigente agregó: “Si faltó vacunar por mortandad, es un número muy grande para Corrientes; y si faltó por el estado corporal de la madre, después se verá. Por eso esta campaña que viene es fundamental para nosotros”.

 

En este sentido, cabe señalar que la segunda vacunación 2020 no incluyó a la categoría vacas, una de las más castigadas por la sequía. Pero también se trata de una categoría que, en los últimos años y a partir de la demanda de carne desde China, se transformó en una mercadería muy demandada por la industria frigorífica. Esto también podría incidir en la baja del stock de hembras en los campos correntinos.

El operativo

La primera campaña antiaftosa de este año comenzará el próximo lunes y será una campaña “de totales”; es decir, que incluirá a todas las categorías del rodeo. Se trata de una estrategia que comenzó a implementarse el año pasado en la provincia de Corrientes, que históricamente vacunó las categorías menores en el otoño y todas las categorías en la segunda campaña anual.

A pesar de algunos reclamos que surgieron en su momento, con el fin de unificar la estrategia con el resto de la provincia, lo cual responde también a una cuestión comercial, desde 2020 Corrientes vacuna todas las categorías en la primera campaña, y la vacunación de menores se realiza en primavera.

La Fucosa es el ente sanitario de Corrientes y coordina la totalidad de la vacunación, con sus delegaciones en toda la provincia. De las 4,6 millones de cabezas presupuestadas para esta vacunación, más de la mitad de la hacienda se encuentra en los campos del Centro y Sur de la provincia. En este sentido, en los siete departamentos de esa región se estiman vacunar 2.550.000 cabezas.

El resto de la hacienda se distribuye en la Delegación Centro (San Roque, Bella Vista, Lavalle, Saladas, Concepción), que tiene unas 695.000 cabezas; la Delegación Noreste (Santo Tomé, San Martín, Alvear e Ituzaingó) tiene previstos unos 820.000 animales; y la Delegación Noroeste (Capital, San Luis del Palmar, Empedrado, General Paz, etc) prevé vacunar 566.000 animales.

En este aspecto, para esta campaña de vacunación la Fucosa pondrá unos 350 vacunadores, que estarán distribuidos en todo el territorio provincial, dado que la vacunación comenzará en simultáneo en todos los campos de Corrientes.

Hace algunos días se definieron los costos que tendrá la vacunación, un ítem siempre controversial, dado que significa una inversión para el productor. Según la grilla de costos operativos que presentó la Fucosa, el ganadero correntino deberá pagar $34,55 por animal de costo operativo. A esto se le suman el precio de la vacuna $93,00 por dosis; y el arancel del Senasa que es de $1,45.

Esto hace un costo total de $129 por cabeza vacunada. Este es el precio de contado, dado que, si el productor prefiere pagar a crédito, el precio es de $135,50. Además, hay algunas bonificaciones para socios de sociedades rurales, que pagarán en esta campaña $122,50 de contado y $129 a crédito.

El plazo para el pago también es una novedad, dado que la Fucosa estableció, desde el año pasado en plena pandemia y sequía en los campos, un plazo de 30 días para el pago contado y de hasta 60 días a crédito. A partir del día 61 desde el acta vacunal, comienzan a correr los intereses por mora.

“Este plazo nos permitió tener mejores índices de pago de contado y también a crédito; la mora se redujo bastante”, explicó Ignacio Martínez Álvarez. Asimismo, el titular de la Fucosa agregó que “habitualmente el productor vende su hacienda con un plazo de 30 y 60 días, por lo que nos parece pertinente mantener estos plazos para el pago de la vacuna”.

A diferencia del año pasado, donde los vacunadores trabajaron a demanda de los productores, la Fucosa definió para esta campaña realizar las programaciones de vacunación como se realizaron históricamente para la visita a los campos. “Es una campaña larga y de totales, así que vamos a empezar a programar, como lo hacíamos habitualmente”, explicó el titular del ente sanitario.

En este sentido, explicó que el trabajo a demanda del año pasado respondió a las restricciones de la pandemia en la primera campaña, y a la sequía en la segunda. “El campo mejoró y está la posibilidad de trabajar con programaciones; y por otro lado lo que nos va a demandar la vacunación es que el mismo productor, por la época de zafra, va a necesitar vacunar para vender”, comentó Martínez Álvarez.

En cuanto a las recomendaciones para el productor, desde la Fucosa subrayaron la posibilidad de que se programen con tiempo las vacunaciones, para que no se generen inconvenientes ni sobrecargas en el trabajo de los vacunadores. “El productor que necesite sacar hacienda en la primera semana de vacunación, que haga el pedido con tiempo”, señaló el titular de la Fucosa.

Cabe señalar en este aspecto, que durante la campaña también de vacunará contra la brucelosis a la categoría terneras.

 

 

COMPARTIR: