Lunes 2 de Agosto de 2021

13 de marzo de 2021

Pronostican lluvias acotadas hasta el mes de mayo

El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) publicó el informe del Instituto Nacional del Agua (INA) respecto a los posibles escenarios hidrológicos en la Cuenca del Plata durante el período marzo-abril-mayo de 2021.

El resumen del clima señala que en el litoral argentino se espera un trimestre con condiciones normales a secas de precipitación. Al igual que para la cuenca del río Paraguay, cuenca media-inferior del río Paraná y cuenca del río Uruguay.

En cuanto a la hidrología, la atención estará centrada en la probable persistencia de lluvias muy acotadas, especialmente en las áreas de respuesta hidrológica rápida. En la primera mitad del trimestre de interés prevalecerá la condición de aguas próximas a la banda inferior de oscilación. De verificarse la tendencia climática, podrían reproducirse las condiciones de sequía/bajante observadas en el otoño de 2020.

De manera que los resultados del Centros Mundiales de Pronóstico Climático prevén condiciones normales en los próximos 3 meses. En el litoral argentino se esperan lluvias deficitarias; en la cuenca del río Paraguay se pronostica condiciones normales; en la cuenca del río Uruguay se esperan lluvias normales a deficitarias; en la cuenca del río Paraná se esperan condiciones normales a deficitarias.

Río Paraná

En el río Paraná, el caudal entrante al embalse de Yacyretá evolucionó con una tendencia descendente durante todo el mes de febrero último. El máximo se registró durante la primera semana, el 03 de febrero con un valor próximo a 19.300 metros cúbicos por segundo (no se observaba desde enero de 2018). Sin embargo, disminuyó de manera oscilante, finalizando el mes con un valor próximo a 8.800 metros cúbicos por segundo.

El promedio de 13.200 metros cúbicos por segundo se encuentra 1.900 metros cúbicos por segundo por arriba del promedio de 2020 y 2.200 metros cúbicos por segundo inferior al promedio de febrero de los últimos 25 años. Es probable que mantenga oscilaciones en torno a 8.500 metros cúbicos por segundo - 11.000 metros cúbicos por segundo durante el mes de marzo.

La descarga se comportó de manera similar, con una gradual disminución durante todo el mes. El caudal máximo se presentó el 03 de febrero en torno a 19.300 metros cúbicos por segundo. Finalizó el mes próximo a 10.400 metros cúbicos por segundo (8.900 metros cúbicos por segundo menos). La disminución de lluvias determina la disminución de caudales. Se espera un panorama similar durante el resto de marzo, con oscilaciones acotadas, siempre por debajo de lo normal.

Durante el mes de febrero se redujo sensiblemente la actividad sobre la cuenca de aporte al tramo. El caudal de ingreso fue disminuyendo de manera acotada. La tendencia climática regional define un escenario hídrico inferior a lo normal por lo menos hasta mayo del corriente año, Por lo tanto, en marzo podrían volver a prevalecer niveles por debajo de la franja de aguas medias.

En la sección de confluencia Paraná-Paraguay el nivel se mantuvo en gradual descenso desde el 07 de febrero, disminuyendo 1,59 metros. Permaneció en aguas medias hasta el 02 de marzo y desde entonces se ubica netamente en aguas bajas nuevamente.

El nivel en Corrientes se mantuvo en ascenso hasta el día 07 de febrero con un nivel máximo próximo a 4,70 metros (No se registraba desde julio de 2019). Luego comenzó un gradual descenso respondiendo a la ausencia de lluvias en la región y a la disminución de caudal que ingresó al tramo, alcanzando así una cota próxima a 3,35 metros los últimos días del mes.

El promedio mensual en Corrientes 3,97 metros se encuentra tan solo 0,80 metros por debajo del promedio de los últimos 25 años. De acuerdo con la perspectiva meteorológica se espera que el nivel se mantenga en descenso con probabilidad de persistir por debajo del límite de aguas medias (2,20 metros – 2,80 metros), por lo menos durante la primera quincena de marzo.

En la escala de Goya el nivel aumentó gradualmente hasta el 10 de febrero, alcanzando un pico máximo en torno a 4,57 metros, registro que no se observaba desde junio de 2019.

La segunda mitad del mes se caracterizó por un sostenido descenso que alcanzó al final del mes una cota próxima a 3,47 metros, superior al límite de aguas bajas. El promedio mensual de 4,02 metros se encuentra 0,33 metros por debajo del promedio mensual de febrero desde 1996. El mes en curso se presentaría con un acotado descenso hasta estabilizarse próximo a los 2,00 metros hacia mediados de mes.

Río Uruguay

El río Uruguay presenta tendencia al descenso con valores mínimos próximos o por debajo de aguas bajas, la anomalía mensual de precipitación del mes de febrero de 2021 resultó negativa en toda la cuenca, siendo más notorio esto aún sobre el sector superior y medio – superior. Particularmente, el déficit se caracterizó sobre todo en términos de los volúmenes precipitados más que en la frecuencia de eventos precipitantes.

Por otro lado, las previsiones climáticas indican precipitaciones por debajo del valor normal o normales para el mes de marzo de 2021, siendo más probable lo primero. Por tanto, se prevé que persista la tendencia al descenso o recesión del caudal sobre la cuenca alta del río Uruguay y área de aporte al tramo medio superior, con posibles oscilaciones acotadas y poco significativas acopladas sobre esta tendencia y asociadas fundamentalmente a eventos puntuales en el manejo de embalses del Alto Uruguay.

COMPARTIR: