Viernes 30 de Julio de 2021

14 de marzo de 2021

Más de 1.400 estudiantes almuerzan por día en comedores universitarios

En los tres campus está funcionando el servicio de vianda. Profesores y personal no docente también eligen esta opción.

Los comedores de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) están abiertos desde el lunes 22 de febrero. Por la pandemia, solo funciona el servicio de viandas. Por día, hay más de 1.400 alumnos que buscan este servicio. 

“Los tres comedores están funcionando. Hace más de quince días comenzamos y el número de estudiantes que va, aumenta poco a poco. En el de Veterinaria, por día, asisten unos 800 chicos; en el campus Deodoro Roca, 350 y en el de Resistencia, también 350”, dijo a República de Corrientes el gerente de la Fundunne, Amílcar Aguirre.

Antes de la pandemia, al de Chaco iban entre 800 y 1.000 estudiantes, mientras que en el de Deodoro Roca, 600. El valor de la vianda es de $ 25. 

“No se puede comer ahí por la pandemia, todos deben llevar un recipiente para luego llevar la comida. También van docentes y personal no docente, pero tiene otro precio; para ellos cuesta $ 120. Muy pocos de este último grupo ocupan este servicio, la mayoría son estudiantes”, comentó a este diario. 

En este marco, relató que “muy pocas facultades tienen clase presencial”. “Las que sí exigen ir son las de clínica médica o veterinaria”, comentó.

Por el momento, no hubo situaciones similares a las escuelas donde tuvieron que aislar burbujas. Al ir menos personas, se evitaron contagios. 

Los estudiantes que más usan el comedor son los ingresantes y los docentes que deben quedarse varias horas dando clases en distintas facultades. 

Por otra parte, contó que con la fundación tienen convenios con Facultades para el dictado de cursos y talleres. También, dan asesoramiento a través de diferentes carreras universitarias. 

Los comedores, en los diferentes campus universitarios, funcionan de lunes a sábado, de 11 a 13, para el retiro de las viandas correspondientes.

Por la pandemia y disminución de las clases presenciales, bajó el número de comensales. Antes, en los tres comedores asistían unos 2.200 estudiantes. La  mayor concentración se daba en el de Resistencia, donde se preparaban unas 800 raciones diarias.

El valor de las viandas tanto para estudiantes como para docentes es mínimo en relación con el costo de la comida en comercios. Un sándwich puede costar entre $ 150 y  $ 250, y con una bebida podría llegar a $ 320. 

El precio también fue aumentando en estas viandas, pero fueron mínimos. Hace tres años valían $ 18.

COMPARTIR: