Miércoles 20 de Octubre de 2021

5 de abril de 2021

En Pascuas, la Iglesia católica pidió ser más solidarios por la pandemia

En la misa de vigilia, Andrés Stanovnik solicitó “correr la piedra de la indiferencia”. Insistió en la unión y la esperanza.

Así como lo hizo el papa Francisco en su homilía pascual, monseñor Andrés Stanovnik recordó en la solemne vigilia el momento en que vieron una piedra corrida y que no estaba el cuerpo de Jesús. Para el arzobispo de Corrientes, necesitamos “correr la piedra de la indiferencia y de la falta de solidaridad”. Uno de los mensajes de Bergoblio fue que “siempre es posible volver a empezar, porque existe una vida nueva que Dios es capaz de reiniciar en nosotros más allá de nuestros fracasos”. 

En las últimas misas enmarcadas en la Pascua, los mensajes del arzobispo de la provincia estuvieron dirigidos a la necesidad de unión y hermandad. La pandemia, si bien obliga al distanciamiento físico, requiere la cercanía con los más vulnerables.  

Con la misa de Ramos, se inició la Semana Santa. La Iglesia tuvo que cumplir desde ese momento con protocolos sanitarios y, por ello, modificar ritos. No hubo lavado de pies y tampoco procesiones. 

Los miembros de las comunidades católicas acompañaron estas medidas  para evitar contagios. En varias iglesias hicieron misas en los patios. Algunos fieles colaboraron en cuidar a la población colocando alcohol en gel y vigilando el cumplimiento de la distancia y uso de barbijo.

"La mayor perversión del ser humano es

pretender ocupar
el lugar de Dios, sepultándose en
el pecado de la
soberbia” 

ANDRÉS STANOVNIK
ARZOBISPO DE CORRIENTESEl recorrido por las siete iglesias fue uno de los ritos que no se dejó de lado en este Jueves Santo. Es semejante a la que se realiza en Roma desde los tiempos de San Felipe Neri, su iniciador y se lo hace con la finalidad de revivir los siete juicios por los que pasa Jesús.

El viernes, fue el único día que no hubo celebración religiosa pero sí el rezo del vía crucis. Fue a las 15, en la catedral.

Mensaje pascual

En la homilía de la misa de la Vigilia Pascual en la iglesia Catedral, monseñor Andrés Stanovnik habló de la pandemia y remarcó la importancia de la solidaridad.  Así como dijo el arzobispo, la “Vigilia Pascual es la celebración más solemne y más alegre de todas. El motivo de nuestra alegría y esperanza es Cristo resucitado”. 

“La piedra que necesitamos que sea corrida es la piedra de la indiferencia y la de la falta de solidaridad frente a los alarmantes números de pobres e indigentes que crece continuamente”, sostuvo recordando el momento en que mujeres vieron que la piedra que tapaba el sepulcro de Jesús no estaba en su lugar. 

El monseñor no dejó de lado la pandemia y expresó: “La gran pregunta es cómo se supera una prueba de ese tamaño. Cómo se pasa de la ‘anormalidad de la pandemia’ que nos aísla y separa, a una normalidad que nos una y fraternice”. 

A la vez, comparó la preocupación de quienes vieron esta situación con los tiempos de prueba que está atravesando la humanidad por causa del coronavirus. “También nosotros estamos ansiosos por saber cuándo termina esta pandemia y se despejen por fin los nubarrones del desasosiego que nos causa esta alarmante enfermedad”, dijo.

Por último, cerró con un mensaje de la Madre Teresa de Calcuta, quien sostiene: “Las personas son irrazonables, inconsecuentes y egoístas; ámalas de todos modos (…) El bien que hagas hoy será olvidado mañana; haz el bien de todos modos (…) Da al mundo lo mejor que tienes y te golpearán a pesar de ello; da al mundo lo mejor que tienes de todos modos. Que así sea”.

COMPARTIR: