Jueves 28 de Octubre de 2021

9 de abril de 2021

Murió el príncipe Felipe de Edimburgo, marido de la reina Isabel II

A los 99 años, había sido hospitalizado y sometido a una intervención cardíaca con éxito. Su muerte ocurre en medio de una nueva crisis para la corona británica. Galería de imágenes.

  • Compartila en Facebook
  • Compartila en Twitter
  • Compartila en LinkedIn

El marido de la reina Isabel II, el príncipe Felipe de Edimburgo, de 99 años, falleció este viernes 9 de abril, anunció el Palacio de Buckingham en un comunicado oficial. El hombre había sido hospitalizado recientemente y sometido a una intervención cardíaca.

"Con profundo dolor, su majestad la reina anuncia la muerte de su amado esposo, su alteza real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo", afirmó el comunicado de la corona británica. "Su alteza real ha fallecido en paz esta mañana en el Castillo de Windsor", precisaron desde la corona. Y agregaron que "la Familia Real se une a la gente alrededor del mundo en lamentar su pérdida".

Tras conocerse su muerte, el primer ministro británico, Boris Johnson, elogió "la vida y el trabajo extraordinarios" del príncipe y envió un mensaje de pésame a la reina. Las banderas británica ondeaban a media asta este mediodía. 

Internaciones y problemas de salud

Felipe, que el 10 de junio debía cumplir 100 años, fue visto públicamente por última vez el 16 de marzo cuando, vestido con camisa blanca y jersey color crema, salió en el asiento trasero de un vehículo del hospital King Edward VII de Londres, donde había sido ingresado un mes antes.

Desde allí regresó al castillo de Windsor, unos 50 km al oeste de Londres, donde él y la reina, de 94 años, han estado confinados desde el inicio de la pandemia de coronavirus hace más de un año. Hacía años que no pasaban tanto tiempo juntos: él solía pasar gran parte del año en la residencia real de Sandringham y la reina en el palacio de Buckingham o de Windsor.

Tras ser hospitalizado el 16 de febrero, como "medida de precaución" tras haberse sentido mal, y ante las especulaciones y preocupación por su avanzada edad, la casa real informó de que su ingreso no estaba relacionado con el covid-19, sino que se debía a una infección.

En marzo fue trasladado del King Edward VII, al gran hospital público St Bartholomew. Allí fue sometido "con éxito" a una operación quirúrgica "para tratar una enfermedad cardíaca preexistente".

El marido de la reina Isabel II, el príncipe Felipe de Edimburgo, de 99 años, falleció este viernes 9 de abril, anunció el Palacio de Buckingham en un comunicado oficial. El hombre había sido hospitalizado recientemente y sometido a una intervención cardíaca.

"Con profundo dolor, su majestad la reina anuncia la muerte de su amado esposo, su alteza real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo", afirmó el comunicado de la corona británica. "Su alteza real ha fallecido en paz esta mañana en el Castillo de Windsor", precisaron desde la corona. Y agregaron que "la Familia Real se une a la gente alrededor del mundo en lamentar su pérdida".

Tras conocerse su muerte, el primer ministro británico, Boris Johnson, elogió "la vida y el trabajo extraordinarios" del príncipe y envió un mensaje de pésame a la reina. Las banderas británica ondeaban a media asta este mediodía. 

Operación Forth Bridge: cómo es el protocolo real luego de la muerte del príncipe Felipe de Edimburgo

Isabel II y Felipe de Edimburgo. Foto: AFP

Isabel II y Felipe de Edimburgo. Foto: AFP

Internaciones y problemas de salud

Felipe, que el 10 de junio debía cumplir 100 años, fue visto públicamente por última vez el 16 de marzo cuando, vestido con camisa blanca y jersey color crema, salió en el asiento trasero de un vehículo del hospital King Edward VII de Londres, donde había sido ingresado un mes antes.

Desde allí regresó al castillo de Windsor, unos 50 km al oeste de Londres, donde él y la reina, de 94 años, han estado confinados desde el inicio de la pandemia de coronavirus hace más de un año. Hacía años que no pasaban tanto tiempo juntos: él solía pasar gran parte del año en la residencia real de Sandringham y la reina en el palacio de Buckingham o de Windsor.

Tras ser hospitalizado el 16 de febrero, como "medida de precaución" tras haberse sentido mal, y ante las especulaciones y preocupación por su avanzada edad, la casa real informó de que su ingreso no estaba relacionado con el covid-19, sino que se debía a una infección.

En marzo fue trasladado del King Edward VII, al gran hospital público St Bartholomew. Allí fue sometido "con éxito" a una operación quirúrgica "para tratar una enfermedad cardíaca preexistente".

La terrible frase que le dijo Felipe de Edimburgo a Harry días antes de casarse con Meghan Markle

El último escándalo en la familia real

La muerte de Felipe de Edimburgo ocurre apenas semanas después de que desatara una crisis en la familia real británica, luego de una explosiva entrevista concedida por el príncipe Henry y su esposa Meghan en marzo a la la estrella de la televisión estadounidense Oprah Winfrey.

En esta, explicaron los motivos de su estrepitosa retirada de la realeza británica y su exilio en California. Y aseguraron que un miembro de la familia real había mostrado "preocupación" por el color de piel que tendrían sus hijos, dado que la madre de ella es negra.

Poco después Enrique puntualizó que no habían sido ni su abuela, la reina, ni su abuelo, Felipe, conocido por sus meteduras de pata y sus bromas de mal gusto, así como por su fuerte temperamento y su franqueza.

Quién fue Felipe de Edimburgo

Nacido príncipe de Grecia y Dinamarca el 10 de junio de 1921, al casarse con Isabel Felipe renunció a su carrera militar y se sometió al estricto protocolo ligado a su función. Y siempre mostró una entrega total a la corona británica. 

Como padre, según los biógrafos oficiales, mantuvo una la relación compleja con su hijo Carlos. Según consigna la BBC, cuando el heredero era adolescente, Felipe insistió en que asistiera a la misma escuela en la que él se había educado, motivado por la creencia de que su filosofía podía ayudar a contrarrestar la naturaleza retraída de su hijo. Pero Carlos odió el lugar y fue víctima constante de bullying.

También se dice que el duque de Edimburgo empujó más tarde a su hijo a casarse con Lady Diana Spencer. Sin embargo, Felipe fue más especialmente diligente con sus hijos durante los difíciles años de sus crisis matrimoniales.

Como consorte, en 2009, Felipe había batido el récord de longevidad de loas parejas de los monarcas británicos, hasta entonces en manos de Carlota, la esposa de Jorge III.  Después de haber participado en más de 22.000 compromisos oficiales desde que su esposa accediera al trono en 1952, el duque se había retirado de la actividad pública en agosto de 2017.

Desde entonces había sido hospitalizado varias veces, la penúltima en diciembre de 2019 por "problemas de salud preexistentes". En enero de 2019, sufrió un espectacular accidente de coche cuando su Land Rover se estrelló contra otro vehículo en las cercanías de la finca de Sandringham y volcó. En ese momento renunció a su permiso de conducir.

El comunicado de la corona británica en Londres. Foto: AFP.

El comunicado de la corona británica en Londres. Foto: AFP.

La niñez de Felipe de Edimburgo

La vida de Felipe se había visto sacudida cuando tenía a penas 18 meses: su tío, rey de Grecia, fue obligado a abdicar y su padre fue desterrado después de la guerra greco-turca. Sus padres, con él y sus cuatro hermanas, huyeron a bordo de un barco del ejército británico. Fue enviado a Escocia a un internado, y a partir de 1939, concurrió a la Escuela Naval de Dartmouth, en el sur de Inglaterra. Para entonces, su madre había sido diagnosticada con esquizofrenia y estaba un manicomio, por lo que tuvo poco contacto con ella.

En esa época conoció a la princesa Isabel. El romance se inició con un intercambio regular de cartas y continuó con invitaciones a compartir con la Familia Real. En el verano de 1946 Felipe le pidió oficialmente al rey la mano de Isabel. Pero antes de que el compromiso pudiese ser anunciado, el novio necesitaba una nueva nacionalidad y un apellido. Fue entonces cuando renunció a su título griego, se hizo ciudadano británico y tomó el nombre de su familia materna, Mountbatten.

Se casaron el 20 de noviembre de 1947. Tuvieron cuatro hijos (Carlos, Ana, Andrés y Eduardo).  En noviembre de 2017 para el aniversario de 70 años de matrimonio, las campanas de la abadía de Westminster, donde habían casado, sonaron durante más de tres horas en honor de la pareja eral.

 

AB/FF

COMPARTIR: