Lunes 2 de Agosto de 2021

6 de julio de 2021

Condenaron a 25 años al presunto ideólogo de la fuga de la cárcel santafesina

Se trata de Claudio “Morocho” Mansilla, de 38 años, quien fue acusado de ser coautor en el asesinato de los adolescentes Kevin Nieri (16) y Leonel Bubacar (18).

Claudio “Morocho” Mansilla (38), fue condenado en un juicio oral a 25 años de prisión.Claudio “Morocho” Mansilla (38), fue condenado en un juicio oral a 25 años de prisión.

El presunto “cerebro” detrás de la fuga de 8 reclusos de la cárcel santafesina de Piñero el 27 de junio último, Claudio “Morocho” Mansilla (38), fue condenado en un juicio oral a 25 años de prisión como autor de dos asesinatos en la ciudad de Rosario, a pesar de que continúa prófugo de la Justicia, informaron fuentes judiciales.

Mansilla es uno de los cuatro presos que se mantiene prófugo tras la evasión de la Unidad Penitenciaria 11 y sobre él pesa un pedido de captura internacional, atento a que los investigadores consideran que puede haber intentado huir a Paraguay.

Un tribunal penal de Rosario, integrado por los jueces Hernán Postma, Nicolás Foppiani y Pablo Pinto, condenó al “Morocho” Mansilla a 25 años de prisión por los asesinatos de los adolescentes Kevin Nieri (16) y Leonel Bubacar (18), ocurridos en septiembre de 2018.

A mediados de mayo pasado, mientras estaba preso, Mansilla fue imputado con prisión preventiva por otro crimen, el de Mauricio Ezequiel Gómez, por el que -según las escuchas de la causa- habría pagado 100.000 pesos a un sicario, que fue detenido.

Sindicado como líder de una banda de nacorcomenudeo del barrio Santa Lucía de Rosario, Mansilla se fugó de la cárcel de Piñero junto a otros 7 reclusos tras un ataque armado en la puerta del penal protagonizado por varios cómplices que lo fueron a rescatar.

Esa semana tenía que presentarse al juicio oral en el que fue condenado a 25 años de prisión.

La fiscal Marisol Fabbro lo acusó a ser el autor del doble crimen de Nieri y Bubacar, asesinados a tiros desde un auto el 23 de septiembre de 2018 en Lima y Cerrito.

El crimen
Según se ventiló en el juicio, Mansilla se valió de un menor de edad que fue hasta la casa de las víctimas y los hizo salir con la excusa de querer hablar con ellos.

Una vez que estaban en el pasillo, Mansilla disparó desde un automóvil y escapó, determinaron los investigadores.

De acuerdo a los pesquisas, Nieri murió en el lugar y su amigo unas horas después en el hospital de Emergencias de Rosario, al que había sido trasladado.

Para la fiscal Fabbro, el trasfondo del doble crimen fue una pelea territorial por el comercio ilegal de estupefacientes en el barrio.

Además, Mansilla fue acusado en el juicio de abuso y portación de armas y resistencia a la autoridad.

La Fiscalía señaló que al día siguiente del doble crimen, el “Morocho” Mansilla junto a un menor -que está a disposición de un juzgado de Menores- pasó por el lugar y baleó a familiares de las víctimas, hiriendo a una de ellas.

La primera detención
Cuando fue detenido, en diciembre de 2018 en una vivienda de Buenos Aires al 600 de la localidad santafesina de Capitán Bermúdez, golpeó a los policías que fueron a allanar el domicilio.

En esa casa cumple prisión preventiva su pareja, Jésica “Fea” González, procesada en una causa federal por drogas que se instruye en el juzgado de la ciudad de Venado Tuerto.

Según la investigación del fiscal Javier Arzubi Calvo, un grupo de personas que vendían drogas al menudeo en Venado Tuerto se abastecían de los estupefacientes en ese domicilio de Capitán Bermúdez, donde fue detenido Mansilla en 2018.

El fiscal Franco Carbone, quien investiga la evasión de ocho reclusos de Piñero -cuatro de los cuales fueron recapturados-, evalúa como hipótesis que el “Morocho” Mansilla se haya fugado a Paraguay, pues de una investigación que lo tuvo como protagonista se desprende que tiene contactos en ese país para proveerse de drogas.

COMPARTIR: