Viernes 26 de Noviembre de 2021

1 de noviembre de 2021

Valdés endureció su discurso hacia el kirchnerismo y alentó un cambio en la Argentina con Corrientes como ejemplo

"Tenemos que prepararnos para gobernar en la República Argentina y ser nuevamente opción de poder", dijo este sábado el gobernador Gustavo Valdés en la ciudad de Ituzaingó. Fue en un acto regional de ECO+Vamos Corrientes de cara a las elecciones del 14 de noviembre. Ya lo había planteado en un acto del radicalismo en Buenos Aires y ahora propuso replicar el modelo por el cual los correntinos lo reeligieron. "No nos frenamos (en la pandemia), salimos a generar programas importantes, en la salud generamos igualdad con un sistema ejemplar y por eso ganamos las elecciones, porque no somos sectarios y convocamos a los partidos a trabajar por un objetivo común", sostuvo para diferenciarse del actual Gobierno nacional, cuestionándole fuertemente el desmanejo económico y la falta de federalismo.

El club Unión de Ituzaingó fue el escenario en el que se convocaron este sábado a la noche la militancia de ECO+Vamos Corrientes y donde se presentaron los intendentes electos de Itá Ibaté, Nino Portela; de Colonia Liebig, Lorena Soledad Kowacz; de Garruchos, Marcelo Scotto y a los anfitriones, la "fórmula ganadora" de Juan Pablo Valdés y Emilio Nicolás. Hicieron lo propio, los candidatos a intendente y vice de Virasoro, Ricardo Nieto y Félix Maidana, respectivamente; al igual que los postulantes a la Cámara de Senadores de la Nación, Eduardo Vischi y Gabriela Valenzuela; y a la de Diputados, Manuel Aguirre, Sofía Brambilla y Carlos Gatti; como así también la diputada provincial Any Pereyra y la diputada nacional Ingrid Jetter, quedando el cierre de los discursos a cargo del gobernador reelecto el pasado 29 de agosto. 

Al iniciar su discurso, Valdés valoró la fecha al remarcar que "hoy estamos aquí después de 38 años de conquistar la democracia de la mano de un gran presidente de la Nación, como Raúl Alfonsín, con un objetivo claro: democracia para siempre".

El Gobernador rememoró que en el 83 su padre Manolo Valdés fue candidato a intendente, Noel Breard, candidato a senador, "entre tantos otros" a los cuales admiró la valentía de "decirle a la dictadura que se terminaba la muerte". Y sostuvo: "Reivindicamos los derechos humanos, porque somos la vida, somos la paz y encarcelamos a la dictadura militar".

También valoró que Alfonsin tuvo paros sectoriales y golpes militares, "pero se repuso y pasó el bastón presidencial a otro presidente constitucional electo por los argentinos''. Y se enorgulleció al decir que "somos los hijos del pensamiento de Raúl Alfonsín, por eso sigue la democracia para siempre".

Luego se trasladó al presente, considerando que "estos cuatro años fueron los más difíciles que le tocó a un gobernador, desde el 83", en referencia a su primer mandato a punto de cumplir. Sobre las dificultades que debió enfrentar, dijo que "a la desazón económica, le siguió una pandemia que paró la Argentina, tuvimos una cuarentena eterna que tratamos de sortear en Corrientes".Y alertó que "caímos 10 puntos el PBI del país, se vienen tiempos absolutamente difíciles, tenemos que agudizar los sentidos y estar atentos". 

No obstante, consideró que la provincia afrontó la pandemia de modo distinto al de la Nación, asegurando que "en Corrientes no nos frenamos, salimos a generar programas importantes, en la salud generamos igualdad con un sistema ejemplar y por eso

ganamos las elecciones, porque no somos sectarios y convocamos a los partidos a trabajar por un objetivo común".

Al respecto, destacó que "cambiamos una matriz productiva", destacando las acciones en materia de forestación y nuevos cultivos. "Tenemos que apostar que en diez años seamos la nueva potencia limonera", afirmó, resaltando también los planes que avanzan para la palta y la nuez pecan.

Además, consideró que Corrientes tiene un "plan educativo moderno", sosteniendo que "apostamos a los docentes" para la generación de contenidos virtuales y que "cada alumno que ingresa a la secundaria tiene que tener su computadora, por eso estamos comprando con plata de los correntinos".

"Somos los correntinos los que vamos a decir qué le enseñamos a nuestros alumnos, sin sesgos, eso es cultura y soberanía", sostuvo al referirse a la producción local de contenidos.

Seguidamente, marcó la importancia de contar con la infraestructura y tecnología para esta modernización, como así también en los demás ámbitos de la vida. En este sentido, mostró optimismo sobre la empresa mayoritaria estatal en su tarea de cerrar el anillo de fibra óptica en la provincia para tener soberanía digital y asegurar a las localidades pequeñas que tengan internet a alta velocidad".

Por otra parte, se refirió a la infraestructura para la comercialización de la proucción local, considerando fundamental para ello el puerto de Ituzaingó, el cual "lo estamos haciendo nosotros con plata delos correntinos y tenemosque hablar de discriminación, porque Misiones y Chaco están haciendo sus puertos con plata de la Nación".

Por razones como estas, Valdés planteó que "necesitamos conquistar el federalismo, en 1983 el 52 por ciento de los recursos se repartía las provincias y el 48 se quedaba la Nación, y ahora cada vez más la Nación se quedan con los recursos de las provincias".

Fue así que más allá de "defender los intereses de Corrientes", se animó a plantear que "tenemos que prepararnos para gobernar en la República Argentina y ser nuevamente opción de poder".

En este contexto, reflexiono que, más allá de las limitaciones económicas que fueron parte de la presidencia de Mauricio Macri, "estábamos encaminandonos hacia un país con equilibrio fiscal", para luego cuestionar el actual manejo económico de la Nación, al entender que "no podemos seguir con un país que gasta más de sus ingresos".

"Gobernar para la coyuntura, no es gobernar para el futuro", dijo para luego criticar que "hay 20 millones de planes sociales y cada vez hay más pobreza en la Argentina, y para sostener los planes sociales, cargamos más impuestos a la industria, la producción y al trabajo".

En este sentido, el mandatario correntino advirtió que "los planes sociales y los impuestos están al límite, hay que cambiar, tenemos que apuntar al desarrollo y generar trabajo, el Gobierno nacional tiene que tener una agenda productiva, desarrollista, y no ver a los empresarios como enemigos de la gente, porque el que pone el capital, tiene que tener una renta justa y el que pone el trabajo, tiene que tener un salario justo para que le permita una vida digna".

Valdés insistió: "Tenemos que seguir peleando por Corrientes porque sino el país central se olvida de las provincias". Y citó otro ejemplo: "Ahí está la Hidrovía, decían que las provincias tenían que tener el manejo, porque somos dueños de los recursos naturales, resulta que ahora se están olvidando del Norte, están dejando afuera desde Paso de la Patria hasta Ituzaingó y todo Misiones".Por ello sostuvo que "se olvidan de que también somos argentinos y tenemos derecho a navegar nuestros ríos".

Además, reclamó que "necesitamos que haya inversión en los ferrocarriles, que el Gran Capitán vuelva y podamos tener más carga barata para que nuestros productos puedan salir por los distintos puertos, pero para eso tienen que poner también la plata en el Norte argentino".

Al respecto, acotó que "cada vez que nos juntamos los gobernadores del Norte, tenemos que mostrarle al Gobierno central que representamos al 30 por ciento de los argentinos y el 15 por ciento de la economía, tuvimos tres reuniones y no pudimos seguir avanzando". Y sumó al gas natural a los reclamos hacia la Nación.

Por motivos como estos, Valdés sostuvo que "necesitamos tener en el Congreso, hombres y mujeres que realmente tengan valía". Y diferenció a ECO+Vamos Corrientes del Frente de Todos al sostener que "para ser candidatos y representar al pueblo de Corrientes no vamos a pedir permiso a Buenos Aires, porque somos los legítimos representantes del pueblo de la provincia de Corrientes, en cambio ellos se esconden bajo el escritorio de Cristina Fernández de Kirchner para ver cuando tienen que levantar la mano".

Valdés concluyó que "el pueblo argentino está hoy obligado a caminar juntos, para construir la patria que soñamos, la patria del desarrollo, la producción, el progreso, la educación pública y gratuita para los 45 millones de argentinos, por eso vamos a ganar las elecciones en Corrientes y en el país, porque otra Argentina es posible".

Cabe señalar que la bienvenida en el club Unión estuvo a cargo del intendente local electo, Juan Pablo Valdés, quien allí pidió "defender el país que queremos, distinto, con más pluralidad, todos incluidos y más moderno", instando a "trabajar para dar vuelta la página y tener un país con más desarrollo".

Luego, Brambilla dijo que "es importante que el 14 de noviembre sigamos apoyando a Gustavo Valdés, logrando los dos senadores y los tres diputados, porque hay cosas que se pelean en el Congreso de la Nación y ahí vamos a estar defendiendo los derechos de cada uno de los correntinos y las correntinas. A las mujeres les pido que lleven un mensaje de esperanza , la mejor política social es generar trabajo digno para todas las familias".

Por su parte, Aguirre planteó que "el Congreso tiene que recuperar muchas cosas, no podemos permitir que el federalismo se siga manejando desde el centralismo porteño. En el poder judicial hay problemas y vamos a trabajar para que se corrijan, los métodos que emplea no son buenos para la Argentina y necesitamos ejercer un control sobre el Ejecutivo nacional":

Mientras que Valenzuela aseguró que "voy a ser la docente campesina que llegó al Congreso con valores y principios, voy a trabajar para dejar en lo alto la bandera de Corrientes, luchando por la Patria, la Libertad y la Constitución".

En tanto, Vischi sostuvo que "Corrientes es un ejemplo de cómo administrar la cosa pública y lo tenemos que defender en el Congreso". Por ello, pidió "que nos acompañen, porque estamos seguros que podemos defender los intereses de la provincia en el Congreso". 

COMPARTIR: