Viernes 20 de Mayo de 2022

Hoy es Viernes 20 de Mayo de 2022 y son las 11:50 - Corrientes registra 346 casos nuevos de Coronavirus: 88 en Capital y 258 en el Interior Durante labores de contralor, demoraron a dos personas que circulaban a bordo de una motocicleta adulterada En Mercedes, Salud Pública realiza acciones intensivas para cerrar el brote de Covid-19 El ministro López Desimoni desplegó una amplia agenda de trabajo en el interior Se realizó doble operativo de ablación multiorgánica en Corrientes La campaña de vacunación “casa por casa” ya alcanzó a más de 1.060 mayores de 65 años de la Capital Llegaron vacunas de Astrazeneca, Sputnik V y Sinopharm

28 de noviembre de 2021

Con la formación de recursos humanos, Corrientes acelera su inserción en la Economía del Conocimiento

Treinta y nueve correntinos de distintas localidades finalizaron el cursado de Codo a Codo 4.0, iniciativa que entrena a entendidos en las artes de la programación para la inserción en las empresas más innovadoras del sector. Quince de ellos, ya consiguieron trabajo.

El Gobierno Provincial, a través del ministerio de Ciencia y Tecnología y en un trabajo articulado con el Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entregó diplomas a 39 egresados del Programa Codo a Codo 4.0, de las localidades de Capital, Bella Vista, Virasoro, Paso de la Patria, Goya y Caá Catí.

Se trata de un programa que entrena en las artes de la programación para la inserción en las empresas más innovadoras del sector. Está destinado a personas jóvenes y adultas, que buscan desarrollarse profesional y personalmente, ampliando sus oportunidades laborales de acuerdo a los desafíos que plantea el Siglo XXI.

El Gobierno de Corrientes trabaja en diversos aspectos para fomentar la instalación y el desarrollo de empresas de la Economía del Conocimiento en la provincia. Tal es así que se encuentra próximo a cerrar el anillo digital de la provincia con fibra óptica propia, lo que el gobernador Gustavo Valdés definió como “un paso más hacia la soberanía digital”.

Y a esa inversión en infraestructura y tecnología, se suma la formación digital, para incentivar la expansión de vocaciones tecnológicas, capacitar en herramientas y oficios digitales con el fin de favorecer su inserción laboral e impulsar y priorizar la participación de las mujeres en experiencias vinculadas con la programación e informática. 

Salida laboral inmediata

“El contenido es muy bueno y yo, al igual que otros egresados, conseguimos trabajo gracias al curso”, señala Paula Clemente, una de las egresadas oriunda de Caá Catí.

“En mi caso, terminé como Full Stack PHP, que comprende el Front End y el Back End. Con eso puedo manejar todos los aspectos de una página web, desde el frente -que es lo que ve el usuario- hasta atrás para poder mantener la página”.

Paula es mamá de una niña de dos años, y desde muy joven se interesó en las ciencias informáticas. “Estudié la carrera de Licenciatura en Sistemas en la UNNE, pero no la pude terminar por cuestiones personales y siempre hice cursos de programación, pero ninguno me había dado salida laboral como este”.

La formación como pilar fundamental

La Economía del Conocimiento se apoya en cuatro pilares: educación; infraestructura de la información y las comunicaciones; innovación; e incentivos económicos y regímenes institucionales.

Según el Banco Mundial, la base educativa y de formación y capacitación es el pilar fundamental para el desarrollo de lo que se conoce como la Economía del Conocimiento, entendiendo como tal al conjunto de actividades económicas que requieren un intensivo aporte del conocimiento humano para generar valor y ofrecer a la sociedad nuevos productos y servicios, que pueden ser aprovechados por todas las ramas de la producción. Algunas de ellas son la industria del software, producción o postproducción audiovisual, biotecnología, servicios geológicos y de prospección, servicios relacionados con la electrónica y las comunicaciones, servicios profesionales, nanotecnología y nanociencia, industria aeroespacial y satelital o tecnologías espaciales.

Es por ello que, a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología (creado durante la pandemia del coronavirus por el Gobernador Valdés para colaborar en la concreción de los tres ejes fundamentales de su gestión: desarrollo, modernización e inclusión social), el Gobierno Provincial pone énfasis en los cursos de formación digital continua, con el objetivo de sentar las bases para desarrollar en nuestra provincia la Economía del Conocimiento, la cual genera alrededor del 10% de las exportaciones del país y tiene entre 20.000 y 30.000 puestos que no se pueden cubrir por falta de personal capacitado, que cobraría un promedio de 2.500 dólares al mes.

Corrientes Innovadora

Para que esto ocurra en nuestra provincia, la fuerza de trabajo deber estar integrada por trabajadores calificados y educados, capaces de actualizar y adaptar sus habilidades para crear y utilizar el conocimiento de forma eficiente. Y a eso apunta directamente la cartera de Ciencia y Tecnología con su plan “Corrientes Innovadora”.

Son actividades que venimos llevando adelante (y otras que estamos preparando), para la formación de nuestros jóvenes y adultos en un área importante para el desarrollo de Corrientes que es la INDUSTRIA 4.0”, afirma el ministro Orlando Macció.

“Esto seguramente va a repercutir en las industrias que tiene Corrientes, a las cuales poniéndole tecnología vamos a darle valor agregado. La idea es hacer cursos cortos, de pocos meses, porque lo que pretenden las empresas es el conocimiento específico en ciertos temas”, agrega Macció. La idea es que nuestros jóvenes y adultos no emigren y tengan la posibilidad de conseguir un trabajo digno en Corrientes.

Estamos respondiendo a una demanda absoluta de la provincia, vinculada a la formación de profesionales con conocimientos específicos. Hoy ya tenemos más de 500 pre inscriptos para la nueva convocatoria de Codo a Codo, al mismo tiempo que trabajamos en otros programas introductorios y, muy pronto, en cursos de inglés para completar la formación de estos recursos humanos”.

 

Despertar vocaciones tempranas

Además de Codo a Codo, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Corrientes lleva adelante otros cursos para incentivar a los más jóvenes a que se introduzcan en el mundo de la informática. 

Con el Club de Chicas Programadoras, llegamos a distintas ciudades de la provincia, con entre 20 y 35 chicas por localidad, que aprendieron programación, desarrollo de apps y robótica”, comenta el Subsecretario de Innovación y Desarrollo Tecnológico, Sergio Alegría. 

Además, adquirimos licencias de la plataforma Mumuki para llegar a dos mil jóvenes de entre 13 y 18 años para que se inicien en la programación. Lo mismo pasa con el programa Aprendé Programando, que lo hicimos en forma conjunta con el Gobierno de Buenos Aires y el Ministerio de Educación, para 19 establecimientos y un total de diez localidades, donde los chicos se capacitaron en programación y esperamos que luego se involucren y puedan tener una oportunidad laboral”.

COMPARTIR: