Martes 25 de Enero de 2022

13 de diciembre de 2021

ESCÁNDALO «EL DIRECTOR GENERAL DE LA AGENCIA TRIBUTARIA DE MISIONES» TENIA UNA ADUANA PARALELA DONDE COBRABA COIMAS DE HASTA $400.000 PESOS A LOS SOJEROS, ¿UN LIBREÑO INVOLUCRADO?

El Director General de la Agencia tributaria de Misiones (ex rentas), Rodrigo Vivar, creo una aduana paralela donde pasaban camiones que eran declarado como vacíos pero que estaban cargado de Soja. El escándalo desencadeno luego que seis personas fueran detenidas entre ellas un jefe de Gendarmería por la ruta de la soja y maíz hasta Brasil.

El modus operandi que implemento el director, fue sencillo «Los camioneros sojeros tenían que pagar un canon o multa de $900.000 pesos» por camión, pero al ser declarados que estaban vacíos, no tenían que abonar absolutamente nada. En este caso se cobraba una coima que variaba de $350.000 o $400.000 pesos, por lo que los camioneros se ahorraban hasta $500.000 pesos en un viaje.

 

La información se filtro ya que las investigaciones continuaron y hay varios arrepentidos que aportaron pruebas de las operaciones clandestinas.

Según, las fuentes consultadas, el cuñado de Vivar (Vidoni Eduardo, despedido de la Dirección de RRHH de la Agencia Tributaria de Misiones, y luego designado “consultor técnico” de la “Dirección de Auditoría y planificación) era el encargado de estas maniobras de cobro de estas coimas, y sus cómplices eran Godoy (empleado de la agencia tributaria de Misiones), y Eduardo Viera (comisario retirado) que actuaban de recaudadores y trasladaban el dinero. Las repartijas se llevaban a cabo los días Sábados en “Puerto Mbiguá” (pasando el arco, ya en la provincia de Corrientes, un nuevo barrio privado tipo country que se está construyendo) donde Vivar adquirió en los últimos meses varios lotes valuados c/u en aproximadamente U$S 20.000.

También indicaron las fuentes que Vivar ya habría señado un yate en Bs As, a los fines de poder trasladar el dinero de puerto a puerto.

Vidoni era encargado, además, de llevar a cabo la actividad de control en ruta, que estaba a cargo del contador Chesani, quien indagó e investigó de más y fue destituido (por ver los camiones vacíos llenos de soja).

El último acto ilícito que tuvieron fue la adquisición de autos eléctricos para la Agencia tributaria de Misiones que nunca fueron entregados; lo que si fue entregado fue una Chevrolet Trail Blaizer 2.021 para el director Vivar, valuada en 7.500.000, en la que se lo solía ver mucho a Vidoni; siempre estacionada en la Av. Roque Pérez en donde habría adquirido un piso lujoso.

Solo con revisar sus redes sociales, se puede apreciar el súbito ascenso económico de una persona humilde hacia las altas castas pudientes, enfatizo uno de los arrepentidos.

COMPARTIR: