Viernes 19 de Agosto de 2022

Hoy es Viernes 19 de Agosto de 2022 y son las 07:09 - Corrientes registra 346 casos nuevos de Coronavirus: 88 en Capital y 258 en el Interior Durante labores de contralor, demoraron a dos personas que circulaban a bordo de una motocicleta adulterada En Mercedes, Salud Pública realiza acciones intensivas para cerrar el brote de Covid-19 El ministro López Desimoni desplegó una amplia agenda de trabajo en el interior Se realizó doble operativo de ablación multiorgánica en Corrientes La campaña de vacunación “casa por casa” ya alcanzó a más de 1.060 mayores de 65 años de la Capital Llegaron vacunas de Astrazeneca, Sputnik V y Sinopharm

3 de marzo de 2022

Los ríos Paraná y Uruguay se mantienen en bajante

El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) publicó el informe semanal situación hidrológica de los ríos Paraná y Uruguay que en territorio argentino mantienen la persistencia de la bajante.

El comportamiento del río Paraná respecto al caudal entrante a Yacyretá, en esta semana registró oscilaciones con leve tendencia descendente, manteniendo un caudal en el rango acotado [8.300 metros cúbicos por segundo - 6.500 metros cúbicos por segundo]. El día 2 de marzo se registraron  cerca de 6.600 metros cúbicos por segundo. El promedio semanal: 7.400 metros cúbicos por segundo, permanece en el orden de magnitud de la mitad del promedio de los últimos 25 años. Se espera que continúe ingresando un caudal próximo a 6.500 metros cúbicos por segundo durante la próxima semana, dependiendo de la realización de la ventana operativa especial mencionada.

La descarga se mantuvo oscilante con un leve descenso, con un caudal acotado en el rango: [8.000 metros cúbicos por segundo - 7.000 metros cúbicos por segundo]. Se mantendría muy estable durante la semana, próximo a 6.500 metros cúbicos por segundo.

Durante la última semana se registraron acumulados que superaron los 50 milímetros semanales sobre el tramo medio-inferior, producto del ingreso de un sistema frontal. La semana próxima se espera que se mantengan las condiciones con la probabilidad de que se generen acumulados superiores a los 80 milímetros sobre el tramo inferior.

En Corrientes – Barranqueras, el nivel registró un acotado ascenso en respuesta a las precipitaciones sobre la cuenca inmediata y a la erogación de los embalses ubicados aguas arriba. Aumentó 0.35 metros hasta el día 28 de febrero. El día 2 de marzo se observó en disminución, mantiene una altura en torno a 0,75 metros y 0,84 metros respectivamente. Estos niveles resultan 2,25 metros por debajo del límite de aguas bajas.

El promedio semanal: 0,67 metros se encuentra 3,30 metros por debajo del promedio mensual de marzo de los últimos 25 años. Continuará permaneciendo en la franja de aguas bajas. Es probable que continúe en aumento, manteniendo valores en el rango [0.60 - 0.80 metros].

La futura evolución dependerá fuertemente de la evolución de las lluvias en la región, especialmente en la parte de la cuenca de aporte de respuesta más rápida (cuenca del río Iguazú, cuenca próxima al embalse de Itaipú y cuenca de aporte al tramo misionero-paraguayo). De no ocurrir estas lluvias, la tendencia sería descendente y persistente.

En Goya, el nivel comenzó a aumentar el 27 de febrero de manera gradual (aumento 0,30 m). Actualmente el nivel se encuentra en 1,20 metros, siendo este valor 1,40 metros por debajo del límite de aguas bajas. El promedio semanal observado: 1,01 metros permanece 3,12 metros por debajo del promedio mensual de marzo desde 1997. Se estima que continuará en leve aumento con valores próximos a 1,15 metros la próxima semana.

El río Uruguay, en el tramo Santo Tomé - Paso de los Libres el aporte en ruta continuó siendo poco significativo, si bien con un leve incremento, puesto que el ingreso de precipitación consistió en su mayoría recarga sobre las reservas deficitarias. Las medias semanales de caudal se mantuvieron estables o en leve ascenso, exhibiendo oscilaciones poco significativas. Actualmente, las previsiones numéricas de precipitación no brindan señales de posibles eventos significativos de precipitación. La capacidad de amortiguación de estos sistemas continúa siendo elevada. Se prevé que permanezca estable  o presente un leve aumento en aguas bajas.

COMPARTIR: