Miércoles 29 de Junio de 2022

Hoy es Miércoles 29 de Junio de 2022 y son las 07:13 - Corrientes registra 346 casos nuevos de Coronavirus: 88 en Capital y 258 en el Interior Durante labores de contralor, demoraron a dos personas que circulaban a bordo de una motocicleta adulterada En Mercedes, Salud Pública realiza acciones intensivas para cerrar el brote de Covid-19 El ministro López Desimoni desplegó una amplia agenda de trabajo en el interior Se realizó doble operativo de ablación multiorgánica en Corrientes La campaña de vacunación “casa por casa” ya alcanzó a más de 1.060 mayores de 65 años de la Capital Llegaron vacunas de Astrazeneca, Sputnik V y Sinopharm

PRODUCCION

11 de junio de 2022

Por la falta de gasoil, productores correntinos deciden tirar limones

En medio de los sobreprecios para conseguir algo del combustible, a los productores correntinos de la zona de Bella Vista les resulta más caro el flete de la fruta. “Algunos productores optaron por sacar la fruta de la planta y empezar a tirar, porque no le sirven los números, por ahí están muy lejos de la industria donde el flete se le encarece mucho”, dijo a Sudamericana Oscar Barbera, secretario de la Asociación de Citricultores de Bella Vista.

La situación que atraviesan los citricultores de limones en la provincia de Corrientes pareciera haberse convertido en una tormenta perfecta. En plena campaña cosechera, la guerra en Ucrania por la invasión rusa llevó a una falta de demanda de la industria local y ahora se sumó que el desabastecimiento de gasoil incrementa el costo de los fletes y profundiza un panorama productivo “más angustiante”.

En la llamada cuenca del Paraná, en particular en el departamento de Bella Vista, con unas 4500 hectáreas de plantaciones, algunos de los más de 70 productores ya comenzaron a cosechar y a tirar la fruta en los bajos de los camposEn esta zona, el 90% de la producción es limón y en este tiempo se cosecha para industria.

“El gasoil es un agravante más, no es nuestra primera causa de la perdida de producción lo que pasa es que sucedió en un contexto en el que venimos empezando una zafra de cosecha, con poca demanda de la fruta con el agravante que el combustible no nos deja trabajar o tener otra salida para nuestra producción”, indicó a Sudamericana Oscar Barbera, secretario de la Asociación de Citricultores de Bella Vista.

En cuanto al total de la producción que se podría perder, detalló “nosotros calculamos que un 30 – 40 por ciento de la producción vamos a poder meter en la industria, pero el problema más que nada es porque hay industria que están cerradas, de las tres que hay en la zona una sola trabajando y no nos podrá absorber la producción que tenemos en la zafra de invierno”.

“Una se está mudando tampoco no alcanzó a terminar sus obras para la zafra y sabiendo que no hay interés en el jugo de limón internacionalmente no es que le interesa mucho recibir la mercadería. Hay otra que ni siquiera abrió, entonces la única que está trabajando es la que está recibiendo la fruta a un costo muy bajo”, aclaró Barbera

Además acotó “en otros años que tuvimos producción por arriba de lo que las industrias locales absorbían y  lo llevábamos a otras zonas como Misiones o Entre Ríos pero este año no se hace viable porque es muy caro el transporte, el flete y es difícil transportarlo con la falta de combustible”.

Al ser consultado sobre el hecho de que ha productores correntinos que están tirando los limones, el secretario de la Asociación de Citricultores de Bella Vista explicó “algunos productores optaron por sacar la fruta de la planta y empezar a tirar porque no le sirven los números, por ahí están muy lejos de la industria donde el flete se le encarece mucho y la producción arriba de la planta se estresa y no produce para la próxima campaña”.

“Hay muchos que optaron por cosechar y tirar la fruta pensando en cuidar la planta y que produzca en la próxima campaña y no tanto en la fruta que tiene hoy día para cosechar, porque sabe que no la podrá comercializar y si lo hace será a un costo demasiado bajo no tiene sentido seguir tenido esa fruta en la planta”, detalló.

 Sobre el costo de la producción dijo “según los contos productivos nosotros tendríamos que estar vendiendo el kilo de limón entre 15 a 18 pesos y lo estamos vendiendo a 5, lo que se vende porque muchos no alcanzan ni a venderlo porque en la instruía no hay cupo”.

“De los 5 pesos que vendemos a la fábrica tenemos 4 de costos, lo que estamos cerca de la fábrica entre cosecha y flete nos queda 1 peso y los que están más alejados empata o pierde plata por eso hay mucho que comenzaron a arrancar de la planta el limón y tirar al suelo la producción”, concluyó.

En este contexto, la Coordinadora de Entidades Productivas de Corrientes (CEP) emitió un comunicado para pedir a las autoridades nacionales “que tomen cartas en el asunto y resuelvan esta situación”.

“La Argentina extensa, la agropecuaria, la productiva, la Federal, la que siembra, la que trabaja, la que cosecha, la que alimenta, la que exporta, la que genera riqueza hoy se resume en tres palabras: no hay gasoil”, remarcó.

“El campo sin combustible, está ahogado y paralizado; las cosechas no pueden esperar, si no se levantan y transportan, se funden, se pudren; el ganado es un ser vivo, no puede quedar en los camiones aguardando combustible para continuar su marcha”, agregó.

Según describió, esto es “consecuencia de la imprevisión de las autoridades, de falta de reglas claras para invertir, de ausencia de estabilidad, credibilidad, confianza, de planificación a largo plazo, de trabajar para las futuras generaciones y no para las próximas elecciones”.

Finalmente, advirtió que “en un contexto de fragilidad económica e inflación descontrolada, es alarmante y podría desencadenar aún más graves consecuencias”.

Con informacion de La Nación

 

COMPARTIR: