Lunes 15 de Agosto de 2022

Hoy es Lunes 15 de Agosto de 2022 y son las 12:49 - Corrientes registra 346 casos nuevos de Coronavirus: 88 en Capital y 258 en el Interior Durante labores de contralor, demoraron a dos personas que circulaban a bordo de una motocicleta adulterada En Mercedes, Salud Pública realiza acciones intensivas para cerrar el brote de Covid-19 El ministro López Desimoni desplegó una amplia agenda de trabajo en el interior Se realizó doble operativo de ablación multiorgánica en Corrientes La campaña de vacunación “casa por casa” ya alcanzó a más de 1.060 mayores de 65 años de la Capital Llegaron vacunas de Astrazeneca, Sputnik V y Sinopharm

6 de julio de 2022

Reforma de la Corte Suprema: el oficialismo no tenía garantizado el quórum y se cayó la sesión del Senado

Cuando todo parecía cerrado para que este jueves 7 de julio el Senado de la Nación tratara el controvertido proyecto K de reforma de la integración de la Corte Suprema, surgieron problemas de último momento para conseguir el quórum y la sesión está caída. De los 37 senadores presentes para iniciar la sesión, el oficialismo tiene 35 y el apoyo de dos aliados. Pero hoy el puntano Adolfo Rodríguez Saá habría comunicado objeciones (tiene un proyecto propio) y puso en riesgo la reunión en la cámara alta.

La semana pasada siete gobernadores estuvieron en el plenario de comisiones dando el respaldo a la iniciativa que tanto interesa al Gobierno y en especial a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Se firmó el dictamen de mayoría, con la ausencia de los senadores de Juntos por el Cambio, que rechazan la intención de ampliar a 25 los integrantes del máximo tribunal de Justicia del país. En principio se dijo que la sesión se haría el próximo jueves 14, pero ante el comienzo del receso invernal se apuró la convocatoria para este jueves 7.

Leé también: Máxima tensión en la cena entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner: pases de factura y exigencias mutuas

La bancada oficialista consta de 35 senadores propios, que apoyan abiertamente la iniciativa. A esos se le suman sus habituales aliados: el rionegrino Alberto Weretilneck, de Juntos Somos Ríos Negro; y la misionera Magdalena Solari Quintana, del Frente Renovador de la Concordia. Además, en los últimos meses se convirtió en aliada del FdT la peronista riojana Ada Clara del Valle, del monobloque Hay Futuro Argentina. Pero la repentina postura de Adolfo Rodríguez Saa pateó el tablero y ahora habrá que recalcular las fichas en la estrategia kirchnerista.

Gobernadores oficialistas defendieron el proyecto para reformar la Corte Suprema en un plenario de las omisiones del Senado (Foto: Pepe Mateos/Télam).

Gobernadores oficialistas defendieron el proyecto para reformar la Corte Suprema en un plenario de las omisiones del Senado (Foto: Pepe Mateos/Télam).

El proyecto de Adolfo Rodríguez Saá impulsa la idea de que la Corte vuelva a tener nueve miembros. Su hermano, el gobernador Alberto Rodríguez Saá, fue uno de los más firmes mandatarios provinciales peronistas que apoyaron la iniciativa del gobierno y de Cristina Kirchner. No es un dato menor la enemistad que tienen los hermanos y la diferenciación de Adolfo puede tener otro argumento en su repentino cambio de postura.

En tanto, el rionegrino Alberto Weretilneck presentó en abril una iniciativa que propone llevar a 16 los miembros del máximo tribunal, con una representación federal (tres jueces por región) que garantice y promueva la paridad de género. Este martes, Weretilneck y la gobernadora de su provincia, Arabela Carreras, estuvieron reunidos con el presidente Alberto Fernández. Entre otros temas, este proyecto estuvo en la charla.

El proyecto, que consta de sólo cuatro artículos, establece que serán 25 los integrantes de la Corte Suprema. La iniciativa también establece que el Senado deberá darle acuerdo a otros 21 cortesanos propuestos por el Poder Ejecutivo, tal como lo establece la Constitución Nacional, respetando la designación de los actuales cuatro miembros: Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Carlos Rosenkrantz. Desde la reforma de 2006, la Corte Suprema funciona con cinco integrantes. Y así lo hizo hasta noviembre de 2021, cuando Elena Highton de Nolasco renunció a su cargo.

El primer artículo de la norma, no obstante, anuncia que en una futura “ley especial” se definirá “el modo de organización y funcionamiento” del Supremo Tribunal. La idea es que esa “ley especial”, cuyo proyecto aún no fue presentado, establezca ciertas pautas como la división en salas, la integración por regiones y demás objetivos para, tal como dicen los fundamentos de la medida presentada por José Mayans y Anabel Fernández Sagasti, “fortalecer la inmediatez de los expedientes”.

COMPARTIR: