Miércoles 5 de Octubre de 2022

Hoy es Miércoles 5 de Octubre de 2022 y son las 22:54 - Corrientes registra 346 casos nuevos de Coronavirus: 88 en Capital y 258 en el Interior Durante labores de contralor, demoraron a dos personas que circulaban a bordo de una motocicleta adulterada En Mercedes, Salud Pública realiza acciones intensivas para cerrar el brote de Covid-19 El ministro López Desimoni desplegó una amplia agenda de trabajo en el interior Se realizó doble operativo de ablación multiorgánica en Corrientes La campaña de vacunación “casa por casa” ya alcanzó a más de 1.060 mayores de 65 años de la Capital Llegaron vacunas de Astrazeneca, Sputnik V y Sinopharm

15 de septiembre de 2022

Antes de cambiar el esquema, el Gobierno autorizó un aumento del 9% en el precio de la harina subsidiada

El incremento llega al 23% desde que se puso en marcha el fideicomiso, en abbril pasado. La Secretaría de Comercio planea una reestructuración de la herramienta, que desde octubre subsidiaría de manera directa a las panaderías en lugar de los molinos.

El Gobierno dispuso un aumento del 9% en el precio de la harina subsidiada por medio del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA) que se puso en marcha par intentar abaratar los valores al consumidor del pan, en medio de la escala internacional de las materias primas. La actualización fue oficializada este martes en el Boletín Oficial y está bien por debajo de los niveles de inflación acumulada desde junio, cuando se había establecido el último incremento.

Desde abril, cuando comenzó a regir el fideicomiso, el incremento autorizado por el Gobierno llega a 23% en las bolsas de harina. Así, la tabla de precios, para las bolsas de 25 kilos, quedó conformada por 000 común ($1417) 0000 común ($1700), tapera ($1842) Semolín ($1842), 000 calidad 24/26 gluten (valor base 000 más hasta 10%), 000 calidad 26/28 gluten (valor base 000 más hasta 20%); 000 calidad más de 28 gluten (valor base 000 más hasta 30%), acondicionadas y especiales (inglés); premezclas e integrales (valor base 000 más hasta 50%).

Para los casos de ventas a granel, el precio establecido por el Gobierno para la tonelada fue el de la bolsa de 25 kilos multiplicado por 39,25. A eso, se le debe sumar el costo logístico que representa el traslado al interior, según cada provincia o región.

Todo esto a partir de un valor de referencia de $30.484,26 para la tonelada de trigo, según se indicó en la resolución firmada por el secretario de Comercio Interior, Matías Tombolini,

En tanto, el funcionario definió cómo serán calculadas las actualizaciones mensuales de estos valores. Un 40% del precio se calculará en base a la variación mensual del valor FAS teórico del trigo, promedio en pesos, publicado por la Secretaría de Agricultura, del mes anterior al que se calcula la compensación.

Antes de cambiar el esquema, el Gobierno autorizó un aumento del 9% en el precio de la harina subsidiada

Un 30% corresponderá a la variación del Índice de Precio Mayorista (IPIM) disponible en la página web del INDEC, 5 días hábiles antes del inicio del mes para el cual se calcula el aumento.

Mientras que el restante 30% se estimará a partir d la variación mensual del Índice de Salarios publicado por el INDEC, del último mes disponible, también 5 días hábiles antes del inicio del mes para el cual se calcula el incremento.

“En caso de que la fórmula anteriormente descripta arroje un valor inferior al 1%, el mínimo de ajuste mensual será del 1%”, aclaró el anexo de la resolución.

Tombolini respaldó su decisión en que esta herramienta “procura garantizar un valor de referencia para el trigo en el mercado interno, que permita conservar una estabilidad en la participación de la bolsa de harina como componente del costo de los productos que de esta se derivan”.

También consideró que, a fin de mejorar el impacto de la herramienta financiera tanto en la estructura de costos como en el producto al consumidor, resulta necesario “aumentar la oferta de la harina con compensación en el mercado y, asimismo, actualizar sus valores para que sean consecuentes con la evolución del resto de los componentes del costo de los productos derivados de la harina de trigo”.

Fideicomiso polémico

El Fondo Estabilizador, que se creó en abril a partir de los US$400 millones que se esperan recaudar del último incremento de retenciones del 31% al 33% a los derivados de la soja, fue duramente cuestionado por la oposición, el sector agropecuario y hasta los molineros.

Entre los fundamentos de quienes se oponen, se esgrime que no se logrará el resultado que se busca, que es bajar el precio del pan, y que por el contrario se generarán distorsiones en el mercado. Esto se debe a que el trigo solo representa un 14% del precio de góndola, como explican desde la industria molinera.

No obstante, Tombolini anunció días atrás una ampliación, de 10 a 20, de los molinos integrantes de este fideicomiso. Aunque luego anunció que a partir de octubre se reestructuraría, para comenzar a subsidiar a la demanda (panaderías) en lugar de la oferta (molinos), lo que despertó la resistencia del sector panadero.

En tanto, esta herramienta también ha sido cuestionada en la Justicia por la oposición, que solicitó una medida cautelar para impedir que el Gobierno siga girando fondos.

Los diputados de la Coalición Cívica, Luciano Bugallo y Marcela Campagnoli, denunciaron a los 2 ex secretarios de Comercio, Roberto Feletti y Guillermo Hang, por supuestas irregularidades en la administración del fideicomiso. Por esta acusación, Feletti ya fue imputado y la causa es investigada por el fiscal Ramiro González.

Recientemente, además los legisladores ampliaron la denuncia contra Molino Cañuelas por lavado de dinero. En su planteo, cuestionan que se les hayan girado subsidios millonarios a esta firma, que se encuentra concursada.

En este contexto, de los $1.400 millones que la Secretaría de Comercio informó ya haber pagado, casi $1.100 millones, es decir más del 80%, se habrían acreditado en una cuenta bancaria de la Compañía Argentina de Granos SA (CAGSA), que controla a Molinos Cañuelas SACTFIA y Molinos Florencia SAU.

COMPARTIR: